Proyecto Life Valporc.


Valorización de cadáveres de porcino mediante su transformación en biocombustibles y fertilizantes orgánicos.

La gestión actual de los subproductos de producción primaria del sector porcino, especialmente animales muertos en explotación y purines, supone un grave problema medioambiental, por el volumen que representan y por la escasa o nula valorización que se hace actualmente de ellos, ya que en la mayoría de los casos son eliminados por incineración o envío a vertedero.

Ante esta situación, el objetivo general del proyecto LIFE+ VALPORC es demostrar una alternativa sostenible a la gestión de los cadáveres de porcino y purines, abordando la problemática medioambiental derivada de su gestión actual y valorizando estos residuos mediante su transformación en biocombustibles (biogás y biodiesel) y fertilizantes orgánicos, con el correspondiente valor añadido medioambiental y socio-económico. Para alcanzar este objetivo, se han identificado los siguientes objetivos específicos:

  • Producción de harinas y grasas de calidad óptima para su posterior valorización como biocombustibles, mediante un proceso de tratamiento de cadáveres porcinos eficiente energéticamente y que cumpla con los requisitos de higiene y seguridad de la legislación vigente para este tipo de residuos.

  • Producción de biodiesel de segunda generación a partir de grasas animales de categoría 2, mediante la demostración de un proceso innovador y eficiente basado en la tecnología de cavitación.

  • Utilización de harinas cárnicas de categoría 2 y glicerina como nuevos sustratos para la producción de biogás en co-digestión con purines de porcino.

  • Aplicación de nuevos sistemas de pretratamiento, basado en tecnologías de ultrasonidos, que mejoren la eficacia de la digestión de anaerobia de los sustratos utilizados en el proyecto

  • Obtención de un fertilizante orgánico de alta calidad

  • Reducción de la huella de carbono de los productos procedentes del sector primario.

  • Potenciar el impacto y alcance del proyecto, tanto a nivel nacional como europeo, mediante la difusión activa del proyecto y sus resultados entre los stakeholders identificados.

LIFE+ VALPORC pretende ser un proyecto de referencia en la gestión integral de cadáveres de porcino y purines (principales SANDACH generados en producción primaria). Las actividades implicadas en la consecución del objetivo general del proyecto son:
  • Diseño y construcción de un prototipo de tratamiento de cadáveres de porcino de 1 t/día,para optimizar energéticamente el proceso de producción de harinas y grasas y fomentar la valorización de estos subproductos.
  • Adaptación de una planta piloto de biometanización con la integración de un prototipo de pretratamiento de ultrasonidos, para la optimización de la producción de biogás por codigestión anaerobia de purines, harinas cárnicas y glicerina.
  • Diseño y construcción de un prototipo de producción de biodiesel por cavitación de 100 l/h a partir de grasas animales de categoría 2.
  • Evaluación de la calidad agronómica del fertilizante orgánico obtenido a partir de digestato y aguas ácidas de la producción de biodiesel.
  • Evaluación de la calidad de los biocombustibles obtenidos en el proceso (biodiesel, biogás y bioheating oil).
  • Evaluación del impacto medioambiental, socio-económico y técnico-económico del proyecto.
  • Diseminación activa del proyecto y sus resultados.

Los miembros del consorcio utilizarán su experiencia en cada uno de los sectores relativos al alcance del proyecto para ejecutar las acciones anteriores.

Para convertirse en un proyecto de referencia, se ha seleccionado una escala que permite obtener resultados representativos y evaluar con garantías la replicabilidad en otras zonas de concentración de residuos SANDACH.

La capacidad de 1 t/día del prototipo de tratamiento de cadáveres se considera idónea para obtener resultados representativos y extrapolables, desde un punto de vista socioeconómico y medioambiental, a un coste óptimo. Una mayor escala dificultaría la gestión de estos residuos y un tamaño inferior no permitiría simular de forma adecuada las condiciones de operación a escala industrial. Además de asegurar la obtención de harinas y grasas de categoría 2, en cantidad y calidad óptima y homogénea.

Por otro lado, el tamaño de 100 l/h de la planta prototipo de producción de biodiesel es el mínimo adecuado para realizar un escalado a nivel industrial con suficientes garantías, ya que los equipos industriales más pequeños son de una capacidad de 500 l/h, siendo el factor de escala empleado de 1/5. Este factor se considera adecuado para realizar el escalado con las suficientes garantías.

La demostración de la viabilidad del proceso propuesto permitirá la consecución de los siguientes resultados:

  • Reducción del 100% de las emisiones contaminantes asociadas a la gestión actual de los cadáveres porcinos por incineración (dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, dioxinas y furanos, etc.).
  • Tratamiento de 1 tonelada/día de cadáveres porcinos en un prototipo que permita flexibilidad en las condiciones de operación para optimizar la eficiencia energética del proceso y la producción de harinas y grasas valorizables como biocombustibles.
  • Valorización de purines porcinos y subproductos del proceso (harinas, glicerina, etc.) por co-digestión anaerobia
  • Incremento en la producción de biogás mediante un sistema de pretratamiento innovador basado en tecnologías de ultrasonidos que permita rendimientos de eliminación de sólidos volátiles de al menos un 80%.
  • Producción de biodiesel en un prototipo de capacidad máxima 100 l/h basado en tecnología de cavitación.
  • Demostrar el potencial agronómico del fertilizante orgánico producido a partir de digestato y aguas ácidas del proceso de producción de biodiesel.
  • Creación de una red de contactos que permita difundir los resultados del proyecto y ampliar su alcance.
  • Transformación del 80% de la materia orgánica contenida en las harinas de carne en biogás (65% metano).
  • Transformación del 80% de la materia orgánica contenida en los purines en biogás (65% metano).
  • Aprovechamiento del 20% de la materia orgánica contenida en las harinas de carne como fertilizante.
  • Transformación del 90% de las grasas obtenidas de los cadáveres animales en biodiésel. El uso de biodiesel como combustibles en motores diésel demuestra que el empleo de biodiesel y mezclas de biodiesel/diésel en sustitución de diésel, permite alcanzar los siguientes rangos:
  • Reducción de las emisiones globales de CO2 entre un 75 % y un 85%.
  • Reducción de la emisión de partículas entre un 20 y un 50%, ya que el empleo de biodiesel o mezclas biodiésel/diésel aumenta la eficiencia de combustión del motor.
  • Reducción de las emisiones de SOx, ya que el biodiésel no contiene azufre o en concentraciones extremadamente bajas.